RENE QUINTON SABIO DEL SIGLO XX

                      

RENE QUINTON SABIO DEL SIGLO XX

 RENE QUINTON SABIO FRANCÈS DEL SIGLO XX

René Quinton nació el 15 de diciembre de 1866 en Chaumes, Brie, Francia. Su padre era un médico y alcalde de la ciudad, René Quinton no recibió formación académica en ninguna universidad, no obstante, era un autodidacta sumamente culto que estaba al corriente de los principales avances y descubrimientos científicos de su época. Después de estudiar letras y hacer algunos cursos en el Museo de Historia Natural, comenzó su peculiar y genial carrera en el ámbito científico que revolucionó los paradigmas de su época. Tanto así que la academia francesa de ciencias no dudó en decir que después de Darwin, nadie sino Rene Quinton había hecho aportes tan relevantes en el campo de la Biología. Los maravillosos descubrimientos de René Quintón empequeñecen a figuras de la historia como Pasteur o Darwin.


<p><a href=”https://vimeo.com/71556028″>Ren&eacute; Quinton y su Descubrimiento – The Discovery of Ren&eacute; Quinton</a> from <a href=”https://vimeo.com/economiabasadaenrecursos”>Econom&iacute;a Basada en Recursos</a> on <a href=”https://vimeo.com”>Vimeo</a&gt;.</p>

Hace 90 años, René Quinton era universalmente famoso por su aplicación de inyecciones da agua de mar isotónica para curar diversas afecciones de los seres humanos de aquellos tiempos y estaba ubicado entre los sabios más grandes del mundo de todos los tiempos. En Francia, sus trabajos de investigación  eran presentados en el Institut, sede de las cinco Academias. Los famosos Dispensarios Marinos creados para sus consultas funcionaban en diversas poblaciones de Francia y el extranjero, dando resultados exitosos. En 1925 cuando se encontraba en la cima de su gloria la muerte prematura vino a aminorar y oponerse a toda su obra, que en ese momento estaba plena expansión..

Siendo joven y Enfermó de Tuberculosis, René Quinton, se trasladado una temporada a vivir en una vivienda ubicada cerca del mar donde después de un tiempo tratándose se curó; en ese tiempo estudiando e investigando descubrió que la composición química del agua del mar es muy semejante a la de la sangre de los vertebrados, retomando así los trabajos del célebre fisiólogo Claude Bernard. De esta forma nació el célebre “Plasma de Quinton” que era simplemente el agua de mar isotónica, la cual se utilizaba en los Dispensarios Marinos (Los dispensarios marinos son establecimientos de nueva concepción, son creaciones de Rene Quinton, que quería dirigir la marcha de sus terapias marinas) que Quinton creó para salvar miles de vidas en diversas ciudades francesas y extranjeras.

René Quinton aparece en la escena científica a los 30 años. QUINTON dijo: “el plasma marino es sustituto del plasma sanguíneo”. Quinton fue un joven excepcional y sus hipótesis terminan por confirmarse de manera oficial causando un revuelo sin precedentes en la historia académica francesa. Sus teorías se vuelven Leyes. Bajo su impetuoso liderazgo los dogmas se desmoronan  y el conocimiento aparece con una nueva luz. Su celebridad sube como la espuma y su intelecto se impone por la fuerza de la razón y de las pruebas que una tras otra establecen su teoría marina. Francia y el mundo se rinden a sus pies.

René Quinton fue un científico que se preocupaba grandemente por la salud de las personas, y que a principios del siglo XX descubrió las grandes propiedades curativas que tenía el mar, lo cual fue comprobado con la realización de  varios experimentos científicos que le llevaron a la fama, en consecuencia promovió en Francia el nacimiento de los  dispensarios marinos donde se trataban a niños desnutridos salvándoles la vida con la inyección  de agua de mar y tratando a las personas adultas enfermas (Que en su mayoría eran desahuciadas por los médicos de la época) de innumerables enfermedades entre las cuales se encontraban, diarreas, gripes, tosferina, tuberculosis entre otras, las que curaba con el mismo método del agua marina. Su fama y su remedio se extendieron por el mundo y los dispensarios marinos comenzaron a surgir en diversos países, hasta que misteriosamente su saber quedó olvidado y sus dispensarios cerrados y desmantelados.

Rene Quintón, en su época, era respetado y querido por millones de personas. No era médico, era un sabio que demostró con sus investigaciones y la puesta en práctica de sus conocimientos, que el agua de mar cura y previene enfermedades crónicas (cólera, tifus, esclerosis, sífilis, tuberculosis, gastroenteritis infecciosa, asma, cáncer, atrepsia, envenenamientos…), evita la desnutrición (causa principal de todo tipo de enfermedades) y puede evitar la muerte de millones de personas creándose dispensarios y oasis marinos, donde plantas muy nutritivas como la Salicornia o Portulacasia, regadas sólo con agua de mar, son un alimento esencial para el cuerpo humano. En 1903, el uso del plasma marino de Quinton con agua de mar, es reconocido por la Sanidad francesa. La Seguridad social francesa lo reconoce, lo paga y lo usa hasta 1982.

Los conocimientos sobre el agua de mar de René Quinton y que dejo reflejados en varios libros, están siendo transmitidos de boca en boca a toda la humanidad por muchas personas del mundo. A pesar de los esfuerzos de multinacionales o instituciones interesadas de borrar el nombre y su sabiduría, la historia no la pueden destruir y opacar René Quinton, sabio francés que salvó la vida de miles de personas y de niños desnutridos con tan SÓLO INYECCIONES DE  AGUA DE MAR ISOTÓNICA que aplicaba a sus pacientes con su llamado  Plasma de Quinton o agua de mar isotónica, las cuales utilizaba en sus pacientes en la proporción de  de 30, 50 y 75 cc tres veces por semana. Es imposible que pueden hacer desaparecer, la legión de hombres, mujeres y niños, que están bebiendo agua de mar que como una ola, recorre los corazones y las mentes de las sociedades. Jamás lograrán sus detractores hacerlo olvidar. La Asociación OMDIMAR y muchas otras personas a nivel mundial, retoman la antorcha de su existencia y de su conocimiento, para alumbrar e instruir a quienes no saben quién fue René Quinton y seguir sus enseñanzas y prácticas con el agua de mar por todo el planeta.

BEBER AGUA DE MAR

En la actualidad están surgiendo nuevas iniciativas para el desarrollo de nuevas estructuras basadas en las ideas de René Qiunton, tales  como los beneficios del agua de mar y en consecuencia existen hoy unos investigadores encargados de defender la obra de ese gran sabio francés, ellos son: Laureano Domínguez, Francisco Sánchez, Francisco García-Donas, Ángel Gracia, entre otros.

René Quinton Fue, filósofo y nos dejó además de muchas obras inéditas, una admirable Science de la Sensibilité, de un pensamiento muy elevado. Además, fue militar, Teniente-Coronel, aun habiendo sido desmovilizado en 1914 se alistó y participó en el drama de los ejércitos de la primera guerra mundial, resultando ser un auténtico hombre de conciencia y héroe.

Fue mecenas de la aviación y auténtico precursor de ésta en Francia junto a los Blériot, Farman, Santos-Dumont, siendo uno de los primeros fundadores del Aéro-Club de Francia. Igualmente comprendió la necesidad de difundir la idea a la opinión pública. Para ello creó La Liga Nacional Aérea en 1908 pero es sobre todo recordado en este mundo de la aviación por sus esfuerzos en divulgar con precios asequibles, con conferencias, con campañas de prensa, la idea del vuelo con vela, entiéndase hoy en día los ultraligeros, parapente, ala-delta.

En 1897 Quinton, aquejado de una tuberculosis pulmonar, consultó a un sacerdote jesuita, amigo suyo que vivía en una residencia cerca del mar. Éste le refirió un texto de Platón, donde Platón cuenta que unos sacerdotes egipcios le sanaron con “la cura marina”, que así se llamaba desde esa época. La cura marina consistía en irse tres meses a estar en contacto con el medio marino. Y lo siguen haciendo en los Centros de Talasoterapia, que en esto degeneró la cura marina.

René Quinton decía que “El océano, imperio sin límites de la estabilidad química y térmica, pero también ámbito de la movilidad mecánica e iónica, es un medio por excelencia”. En el seno de su agua madre, todos los elementos están más o menos presentes. En esta formidable masa fluida, enriquecida por todas las sales arrancadas a las rocas de los fondos o aportadas por los ríos, cada litro es “panatómico”, es decir que contiene la totalidad de los elementos existentes. Esa masa de agua recibe especialmente la luz y capta todas las energías. Eternamente removida y penetrada por el aire, atravesada en su transparencia por las radiaciones y los efluvios cósmicos, vibrantes y tibia, pone en comunicación a todos los elementos con las fuerzas universales. Así es el océano, y sólo él, es capaz de dar a luz a la vida terrestre.

En 1904 Quinton editó su primera obra de3nominada “El agua de mar, medio orgánico”, donde sintetiza sus trabajos y reflexiones fruto de más de diez años de investigación constante. En ella, el sabio francés asegura y ofrece diversas pruebas de que la vida animal apareció en el mar y que todas las especies zoológicas, incluido el hombre, tienden a mantener, a través de la serie evolutiva, las condiciones en que se originó su existencia.  En este libro está resumida toda su investigación, posee un apartado teórico bien definido y una serie de relatos de las investigaciones basado en las cuales formuló sus Leyes de Constancia General que son: la Ley de la Constancia Térmica, la Ley de la Constancia Osmótica, la Ley de la Constancia Lumínica y la Ley de la Constancia Marina, que respaldan y se traducen en la Terapia Marina. Estas leyes, aún son desconocidas por muchos en el ámbito científico.

Las conclusiones de Quinton nos llevan a comprender que los organismos propios de la vida animal son verdaderos acuarios marinos en los que las células que los constituyen, continúan viviendo en las mismas condiciones en las que se encontraba la célula primitiva. Para comprobar esto Quinton realiza una serie de experimentos científicos que, entre otras cosas, demuestran que los glóbulos blancos sobreviven perfectamente en el agua de mar, lo cual hasta la fecha no se ha podido lograr en ningún otro tipo de medio, incluyendo el suero, que básicamente está compuesto de agua y cloruro de sodio.

Antes de comenzar a experimentar en sujetos humanos, Quinton elabora y patentó el agua de mar isotónica, es decir “agua oceánica recogida en condiciones muy precisas y pura, diluida en agua natural muy escasamente mineralizada, esterilizada en frío al hacerla pasar por un filtro de cerámica y guardada en recipientes de vidrio de farmacopea y sin contacto con metales. Este método le permite garantizar la no toxicidad y la conservación de las propiedades vitales de agua de mar”, lo cual le permite experimentar con inyecciones intramusculares.

Utilizando perros como cobayas, Quinton realizó varios experimentos en el Collège de France, cuyos resultados resultaron impresionantes. Al reemplazar con agua marina la sangre de un perro previamente desangrado casi por completo, el animal se recuperó por completo y a los dos días mostró una vivacidad aún mayor que la que normalmente tenía. Este experimento fue repetido por otros investigadores con los mismos resultados.

Como era de esperarse, los siguientes experimentos de Quinton se llevaron a cabo en organismos humanos. En 1905 se aplicaron las primeras inyecciones de agua de mar isotónica a un par de bebés desahuciados quienes a las pocas horas se recuperaron y a los dos días recobraron por completo la salud y vieron aumentada su vivacidad, tal como ocurrió previamente con los perros.

A raíz de éxito obtenido con estos bebés, Quinton se da a la tarea de crear una serie de instituciones sanitarias a las que llamó “Dispensarios Marinos”. A principios de siglo las inyecciones de agua de mar isotónica se aplicaban a razón de 100,000 por año en París y 150,000 en el dispensario de Lyon. Varios médicos se han interesado en utilizar esta nueva terapia y con el tiempo, solicitan sus servicios el gobierno egipcio y la Sociedad Homeopática Norteamericana. Gracias a ello, Quinton alcanza la fama.

Los Dispensarios Marinos le sirvieron a Quinton para dirigir sus terapias personalmente en condiciones de higiene y alimentación muy precisas que no podía imponer en otros lugares. Entre sus innovaciones respecto a la medicina vigente se encuentra la relación estrecha del enfermo con sus parientes quienes podían permanecer en las instalaciones de los dispensarios sin las restricciones típicas; la alimentación se basaba en el “régimen instintívoro” que confiaba en la sabiduría del cuerpo para elegir los alimentos cuyas propiedades minerales y vitamínicas requería; y las condiciones de sanidad se extremaban debido a las interpretaciones de los trabajos de Pasteur.

René Quinton revolucionó el ámbito de la Biología y la medicina. Los científicos de la época observaron cómo Quinton cura enfermedades con el plasma marino. Se ven decenas de casos en donde el paciente se recupera de forma exitosa gracias a este plasma. Para terminar de probar experimentalmente su teoría marina, René Quinton busca comprobar la supervivencia de un glóbulo blanco en el medio marino. Esta célula, considerada frágil, no sobrevive en ningún medio artificial: los líquidos del organismo son los únicos capaces de mantenerlo con vida. Él constató que diluyendo los glóbulos blancos de numerosos organismos animales en el agua del mar, el conjunto de esas células presenta todos los signos de vida normal en el líquido marino.

La obra de René Quinton, cuyo éxito fue deslumbrante en vida, rápidamente ha caído en una relativa oscuridad. Su método terapéutico sigue siendo una práctica generalizada en Francia y en el extranjero, en el contexto de medicamentos denominados “no convencionales”. La academia francesa de ciencias no dudó en decir que después de Darwin, nadie había hecho aportes tan relevantes en el campo de la biología como René Quinton.

El Plasma marino

Plasma es básicamente el líquido donde nadan las células de nuestro cuerpo. René Quinton concluyó en 1904 que el agua marina es un gran plasma en virtud de que el líquido donde nadan nuestras células es similar al agua marina. El agua de los océanos viene siendo el plasma del planeta, contemplado como una célula del cosmos, y evidentemente este plasma interviene sobre todos los procesos vivos de la Tierra. Desde la savia de las plantas y los torrentes sanguíneos de todas las especies, hasta el aire que se origina dentro del fitoplancton marino.

El Plasma de Quinton

Según dedujo Quinton a principios del siglo pasado, si el agua de mar está limpia (esterilizada a través de microfiltrado en frío y no mediante elevación de su temperatura ya que esto altera sus propiedades) y cuenta con una adecuada concentración de sales (extrayéndola de zonas específicas llamadas vórtrex marinos bajo ciertas condiciones patentadas por él mismo), este plasma tendría propiedades curativas sobre los organismos vivos. Quinton experimentó con animales antes de atreverse a probar el plasma en seres humanos. Para sus estudios estableció varios Dispensarios Marinos dentro y fuera del territorio francés con impresionante éxito, principalmente en casos de enfermedades infantiles que hasta entonces habían sido mortales. Dichos dispensarios funcionaron hasta que la negligencia médica y el caos de la Primera y Segunda Guerras Mundiales los relegaron al olvido.

Son muchas las personas que aseveran que si estas investigaciones de Quinton fueran verdad, ya todo el mundo lo sabría. Bueno, así piensa el común denominador de los personas que se enteran de estos descubrimientos de René Quinton. Fundamentalmente hay que tener la paciencia que tuvo en su época Quinton. Cuando él descubrió el Método Marino, se le acercó mucha gente y le dijeron que preparara escritos, para ver qué aplicabilidad tenía en la política, en la sociología, en la filosofía científica, y él se quedó asombrado, tan solo les respondió que lo apremiante era salvar vidas y eso sería lo que haría. Para ello,  empezó simplemente y abrió un dispensario, y a los cuatro meses otro y posteriormente, cuando vieron los resultados de sus dispensarios tan espectaculares, los hospitales de París principiaron a cederle enfermos terminales. Después fue a Norte América, invitado por la Sociedad Homeopática, y luego al Cairo donde había una alta mortalidad infantil en la época de verano. Él iba personalmente, daba instrucciones y con sólo agua de mar, resolvía el asunto. No fue nada nuevo, sencillamente recobró algo que se había perdido, vinculó las ideas, las ordenó, escribió las leyes, las demostró y se dedicó a crear en silencio.

¿Por qué se volvió a perder el conocimiento de la Cura Marina si estaba teniendo tan buenos resultados?

Al respecto Laureano Domínguez asevera que el pronóstico que Quinton le hizo a su primer grupo de médicos y a todos los investigadores que empezaron a firmar los informes de los pacientes que se salvaban en el hospital, fue que todo este conocimiento se entendería hasta cincuenta años después. Quinton fue un visionario. Hay un dato que tal vez pocos conocen: a partir del descubrimiento de la Ley de la Constancia Térmica, Quinton se ganó como mecenas al Dr. Paré que había gastado sesenta años de su vida investigando por qué volaban las aves, y Quinton llegó y le dijo: “Porque en el interior de sus alas tienen 44º, por eso vuelan las aves.”

Y cuando el Dr. Pare lo comprobó lo dicho por Quinton, se quedó asombrado y lo nombró su asistente en el Laboratorio de Cirugía Patológica. Y esta idea de Quinton es lo que impulso la aviación en Francia. ¡Imagínense! Los periódicos de la época se burlaban cuando él decía “Llegará el día en que volemos sin hélice y sin motor”, pero él sabía a dónde íbamos. Siempre decía que hay que tener paciencia y lo previó. De hecho dijo: “Pasarán cincuenta años antes de que se asimilen las Leyes de la Constancia”. Y pues no hace mucho que se empezaron a reeditar sus obras en París muy tímidamente.

Y apenas hace un año ha salido en castellano este trabajo realizado por André Mahé y que es, digamos, el primer cuadernillo en forma didáctica que propone el diálogo de redescubrimiento de los experimentos básicos que dieron lugar a la pronunciación de la Ley de la Constancia General y lo que hay que hacer ahora. Ojalá que a partir de un cuaderno tan sencillo podamos crear la inquietud entre jóvenes investigadores para que se repitan estas experiencias que corroboraron la Ley de la Constancia. Por ejemplo, Quinton hizo el experimento de tomar células de las diferentes especies, ponerlas en agua de mar y descubrió que en el agua de mar tienen una vida útil normal de 21 días. Mientras que colocadas en una solución de producto soleico solo dura dos horas.

Hay un experimento muy famoso que llevo a cabo Alexis Carol, premio Nobel de Biología, él puso células de un corazón de pollo en un plasma que era una composición similar a la sangre, y cada día cambiaba el plasma. Las células de este corazón vivieron durante dieciséis años, y parece ser que habrían vivido más, pero murieron porque el ayudante se olvidó de cambiar el plasma en un fin de semana largo. Entonces esto demostró entre otras cosas, que las células no tienen por qué morir si cuentan con un medio adecuado. Lo cual, dicho sea de paso, corrobora el principio del naturismo de que lo primero es desintoxicar. Vale decir que, maniobrando bien estos conceptos, el agua de mar sería un elemento de primer orden, a nivel preventivo y a nivel terapéutico y a nivel nutricional.

En opinión de Laureano Domínguez, continuar con las investigaciones de Quinton a la luz de los últimos paradigmas científicos, bien podría revolucionar los campos de la medicina y la Biología, cuando menos. Es por ello que se ha dado a la tarea de retomar sin egoísmos la antorcha de Quinton embarcándose en la tarea de dar a conocer su obra en castellano con el único fin de crear conciencia entre quienes puedan impulsar nuevamente la creación de Dispensarios Marinos en zonas de alta mortalidad infantil del mundo, no sólo para salvar vidas, sino para que sirvan como cátedras de observación e investigación para la ciencia médica.

¿PORQUÉ LOS CIENTÍFICOS NO HAN SACADO A LA LUZ ESTE DESCUBRIMIENTO, ENTERRÁNDOLO EN EL OLVIDADO MÁS ABSOLUTO DE LOS SILENCIOS?

Es una vergüenza inaudita que estas investigaciones realizadas en Paris y apoyada por la medicina de aquel entonces, sea borrada de la historia, olvidando un gran avance para la salud de las personas y que de forma gratuita, la naturaleza nos lo entrega en bandeja. En su libro, Rene nos dice: “El agua de mar introducido en un medio vital viciado, renueva el líquido de cultivo de las células orgánicas, acelerando la vitalidad de las mismas y al mismo tiempo, renueva el líquido de cultivo de las células bacterianas”.

¿QUIÉN HA PARTICIPADO EN ESTE MACABRO OLVIDO QUE HA NEGADO AL MUNDO EL CONOCIMIENTO DE LAS PROPIEDADES DEL AGUA DE MAR?

Este atropello consentido, voluntario, realizado con precisión macabra, borrando todo vestigio de este gran hombre y siendo cómplice asesino por la cantidad de vidas que podrían haberse salvado desde entonces, ha sido planificado por entidades y gobiernos que olvidan por intereses creados propios o de terceros, los valores altruistas de las personas de bien, poniendo trabas al avance de la verdadera ciencia que debe estar abierta en todo momento a los conocimientos y avances científicos en beneficio de la humanidad y no dejarse acotar, canalizar y obstruir por la ciencia oficialista que solo busca el provecho para unos pocos.

En 1925, afectado por sus heridas en la primera guerra mundial, Rene Quinton muere en Paris de una angina de pecho, a los 58 años. Cuatro días después figuras importantes del país y una impresionante multitud, lo despiden en su funeral. Al morir, Quinton estaba en la cima de la gloria. Los Dispensarios florecían y su número aumentaba. Tras su muerte, el olvido poco a poco asoló su figura. La muerte de sus compañeros de aventura y la aparición de instrumentos clínicos modernos, provocó que uno a uno, los Dispensarios fueron cerrando. Intencionadamente, ese olvido cubrió lenta y silenciosamente su obra. Las ediciones de sus libros fueron destruidas y el laboratorio que tenía en Passac se cerró en 1980. En 1931 se erige un monumento a René Quinton en Chaumes de Brie, pueblo natal de Quinton (de adolescente, Quinton predijo que “algún día yo tendré ahí mi estatua”). Sin embargo, durante la ocupación nazi en la segunda guerra mundial, la estatua de plomo fue arrancada y fundida para hacer lo que el jamás hizo, balas para matar.

Es imperdonable que un pueblo, que unos dirigentes, que unas Universidades, que unos hombres de “ciencia”, que unos políticos o que la propia historia francesa, haya olvidado a este gran hombre que salvó la vida de miles de personas, de miles de niños desnutridos, de cientos de personas que la medicina convencional había condenado a muerte. Es imperdonable, injustificable que se haya olvidado de forma bien tramada y escalonada a este sabio que supo dejarnos un gran descubrimiento de la medicina, unas leyes de la Constancia que revolucionan muchas ideas asentadas creando nuevos paradigmas.

A Rene Quinton muchos y por muchos intereses creados, han querido borrarle del mapa, de la historia. Pero han fracasado, porque contra la dignidad humana  no hay viento arrasador que pueda hacer desaparecer los conocimientos legados por este gran sabio y Omdimar, una Asociación sin ánimo de lucro, sencilla como era Quinton, ha levantado la antorcha viva de su estela y pese al intento de destruirlo, mantendrán para siempre la llama viva de sus conocimientos y del gran poder protector y curativo del agua de mar.

La historia de René Quinton quedara expresada con destino a las generaciones futuras para que la sociedad juzgue este ocultismo envidioso y mediocre llevado a cabo contra la persona de este gran hombre y en detrimento de su gran descubrimiento. El agua de mar, es un elemento gratuito disponible para toda la humanidad y por ello, al no poder sacar rentabilidad y beneficios personales y económicos, han querido hundir en el abismo de la ignorancia a Rene Quinton. Pero el agua de mar sigue ahí, con sus propiedades curativas y como complemento alimentario para nuestra salud. Es una enseñanza que permanecerá ya viva para siempre y aunque su estatua haya sido destruida, en la historia limpia de la humanidad, su nombre brillará como un lucero permanente y su estela señalando al mar, nos indica que donde nació la primera célula, la vida, aún puede salvar la vida de millones de personas, si utilizamos ese plasma marino de René Quinton.

El sistema de salud francés utilizó oficialmente durante 80 años el plasma marino de René Quintón hasta 1982 fecha en la que la FARMAFIA y los cómplices gobiernos consiguieron quitárselo de el medio. De nuevo, una vez más, la Historia oficial ha sido manipulada por la mafia en el poder mundial que se ha encargado de enterrar a los verdaderos grandes genios de la historia y sus fantásticos descubrimientos, esté fue el caso de René Quintón en la SALUD, o Nikola Tesla en la ENERGÍA LIBRE. Descúbrelo en estos vídeos…

El Agua de Mar contiene todos los minerales necesarios para el buen funcionamiento de nuestras células, por lo que su ingesta puede reponer cualquier carencia de minerales. El primero en descubrir esto hace más de 100 años, fue el biólogo francés René Quinton, cuyas aportaciones y experimentos ayudaron a salvar la vida de niños en desnutrición. Nuestra sangre, nuestra orina, nuestro sudor, nuestro plasma sanguíneo, todo es salado en una proporción de 9 gramos de sodio y minerales por litro de sangre. El mar contiene 35 gramos de todos los minerales de la tabla periódica por litro de agua de ahí la fórmula isotónica de agua de mar de René Quinton. Todas nuestras excreciones son isotónicas, es decir, saladas. En fin, muchos son los logros de Quinton que si los tuviera que escribir serían necesarios varios volúmenes de libros.

Hay un principio físico (ósmosis) que es el siguiente: si Vd. tiene agua pura a un lado de una membrana (que tiene poros que dejan pasar el agua pero no las sales) y al otro lado tiene agua salada, el agua pura pasa hacia donde está el agua salada. Nuestro intestino es como esa membrana: por un lado está nuestro suero, líquido intracelular, con su concentración de 9 gr./litro. por el otro está lo que pasa por el intestino. Si lo que pasa por el intestino es agua dulce, se absorbe y se elimina por el riñón (se mea).

Si lo que pasa por el intestino es agua muy salada, el agua que tenemos en el suero se va por el ano (nos deshidratamos).

Si lo que pasa por el intestino es agua isotónica (9 gr./litro) ni se asimila ni chupa agua de nuestro suero (ni nos hace orinar ni nos deshidrata). Pasa sin alterar nuestro suero, pero va arrastrando los materiales que encuentra retenidos dentro del intestino.

En 1975, en el Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de la laguna (Santa Cruz de Tenerife), se llevaron a cabo experimentos con varios perros similares a los de Quinton, bajo los Protocolos de La Comunidad Europea, con agua de mar isotónica. Los resultados fueron satisfactorios y los perros de los experimentos se recuperaron perfectamente. Con ello se demostró que el agua del mar isotónico que contiene los 118 elementos de la tabla periódica, es más eficaz que el suero artificial. Durante la Primera Guerra Mundial, el ejército francés empleó agua de mar para compensar la pérdida de sangre de los heridos en combate.

En diciembre del 2003, en la misma Universidad de La Laguna, se practicaron el desangrado de diez perras y se les trasplantó esta vez agua hipertónica como plasma sanguíneo, es decir, recogida directamente del Océano Atlántico, recuperándose todas perfectamente y sin ningún problema.

La ciencia ha de restituir al lugar que se merece en la historia a ese sabio francés que vivió hasta principios del Siglo XX, llamado René Quinton, además se debe rescatar del injusto olvido en que ha caído por los mismos intereses de quienes en su día se opusieron a él.

Este material fue tomado y recopilado de la red para resaltar la labor científica de ese gran hombre llamado RENE QUINTON, quien No tenia Ningún Titulo Universitario, pero que dedico su vida a salvar vidas de humanos(Principalmente Niños) que en aquella época eran desahuciados por los médicos de clínicas y hospitales de su época, razón por lo cual muchos le tenían envía y han tratado por todos los medios de desconocerlos…

BIBLIOGRAFÍA

http://www.quinton.es/index.php/quienes-somos/biografia-rene-quinton

http://luchaporlaverdad.wordpress.com/2013/01/11/rene-quinton-y-su-gran-aportacion-al-ser-humano-beneficios-del-agua-de-mar/

http://www.bolinfodecarlos.com.ar/150111_quinton.htm

http://igualdadsimios.blogspot.com/2010/10/rene-quinton-un-sabio-en-el-olvido.html

http://serolod.jimdo.com/peliculas-y-documentales/salud-consciente/ren%C3%A9-quinton/

http://pandasecoshop.com/tag/rene-quinton/

http://joseppamies.wordpress.com/2010/08/10/como-beber-agua-de-mar-sin-morir-en-el-intento/

http://artigoo.com/rene-quinton-dispensarios-marinos

http://www.redcientifica.org/agua_de_mar_un_plasma_marino_al_alcance_de_todos.php
http://dispensariosyoasismarinos.blogspot.com

http://elproyectomatriz.wordpress.com/2010/10/13/rene-quinton-un-sabio-en-el-olvido-2

http://elproyectomatriz.wordpress.com/2010/12/01/dr-angel-gracia-la-hoja-de-ruta-de-la-salud-i

http://elproyectomatriz.wordpress.com/2011/01/26/dr-angel-gracia-la-hoja-de-ruta-de-la-salud-ii

http://www.redcientifica.org/rene_quinton_y_el_mar.php

http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=153

http://elaguademar.wordpress.com/2012/10/21/como-beber-la-saludable-agua-de-mar

http://dedondevenimosadondevamos.wordpress.com/2013/01/03/el-agua-de-mar-y-los-trabajos-de-rene-quinton

http://www.ecoticias.com/sin-seccion/48022/noticias-medio-ambiente-medioambiente-medioambiental-ambiental-definicion-contaminacion-cambio-climatico-calentamiento-global-ecologia-ecosistema-impacto-politica-gestion-legislacion-educacion-responsabilidad-tecnico-sostenible-obama-greenpeace-co2-naciones-unidas-ingenieria-salud-Kioto-Copenhague-Mexico-Cancun-marm

http://www.youtube.com/watch?v=MM5vME4k_vg

http://www.youtube.com/watch?v=QB2Ak_Q9j8c

http://www.youtube.com/watch?v=stgLDnADLQs&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=1NlX8Ylo_V8&feature=player_embedded

http://www.youtube.com/watch?v=xsh2RmzNTJI&feature=player_embedded

http://www.youtube.com/watch?v=Wjk6wc1VKMk&feature=player_embedded

http://www.youtube.com/watch?v=Azm1Pzu5NQM&feature=player_embeddedhttp://www.taringa.net/posts/ciencia-educacion/11593149/El-Agua-de-Mar-lo-Cura-Todo_.html

DISTINGUIDO PARTICIPANTE TE AGRADEZCO ALTAMENTE CUALQUIER COMENTARIO QUE PUEDAS HACER REFERENTE A ESTE TEMA, YA QUE TU PARTICIPACIÓN SERA DE GRAN AYUDA Y VALÍA, EN VIRTUD DE QUE CON TU COMENTARIO PODEMOS MEJORAR ESTE BLOG PARA BENEFICIO DE TODOS LOS CIBERNAUTAS QUE LO VISITEN, ASÍ QUE ANÍMATE Y DANOS TU PUNTO DE VISTA AL RESPECTO, DE ANTEMANO TE DOY LAS GRACIAS POR TU VALIOSA PARTICIPACIÓN…ADELANTE…

HAMLET MATA MATA/EL TIGRE/ VENEZUELA 

 

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s